Las funciones del Procurador -DyR ABOGADOS-DyR ABOGADOS
la asistencia jurídica gratuita y el turno de oficio
La asistencia jurídica gratuita y el turno de oficio
26/06/2017
ley de segunda oportunidad
Separación, divorcio y custodia
27/07/2017
Mostrar todo

Las funciones del Procurador

ley de segunda oportunidad

Las funciones del Procurador van más allá del mero trámite de presentación de escritos y de la representación de la parte procesal.

La Procura es el ejercicio profesional de la profesión del Procurador consistente, en primer término, en la representación de una persona ante los Tribunales. Es, en sí misma, una representación técnica articulada bajo un contrato de mandato representativo con el objeto de evitar que cualquiera, al tratar con un Juzgado o Tribunal, se vea obligado a acudir personalmente.

Bajo esta representación, el Procurador se encarga de la tramitación del procedimiento a instancia de parte. Sí, presenta escritos, da traslados, realiza notificaciones y habla, por el interesado, el lenguaje judicial. Y lo que es más: se encarga de que el sistema funcione al cooperar con la Justicia.

La Administración de Justicia es, ante todo y por desgracia, administración: lenta, decimonónica (literal y figuradamente) y parsimoniosa. En teoría, el impulso procesal se realiza de oficio, es decir, que el procedimiento, sea cual sea, va por sus trámites bajo la mano firme del Letrado de la Administración de Justicia (antes conocido como Secretario Judicial) y sin que nadie tenga que instar una y otra vez el pase al siguiente trámite o a la siguiente fase. Sin embargo, el carácter cicatero de cualquier Administración conlleva retardos y esperas; olvidos, en definitiva, que pueden acabar con la templanza de cualquiera.

El Procurador conoce el terreno y al oficial pedáneo. Conoce sus gustos y horarios. Y se maneja por los vericuetos de las reglas no escritas de la Administración de Justicia.

Actualmente, la Procura, como profesión, trasciende la representación técnica y la asistencia al Abogado. Desde hace unos años, de hecho, la profesión viene girando hacia la especialización en un ámbito muy concreto de nuestras leyes procesales: la ejecución de sentencias.

Casi todos los que nos movemos en este mundillo jurídico nos hemos encontrado con la imposibilidad de llevar a término una resolución judicial, de ejecutarla, ya sea por lo complejo del sistema, ya por la falta de recursos del ejecutado. ¿De qué nos sirve una sentencia que declare que el vecino nos debe dinero y que ha de pagarlo, si nos vemos incapaces de conseguir cobrarnos? ¿De qué sirve una sentencia que obligue a cerrar una ventana, a modificar una linde, a cerrar a la hora para poder dormir a gusto o a no hacer ruido, si no podemos conseguir eficazmente esa tutela? No son pocos los casos en los que se obtiene una sentencia “rápida”, supongamos unos dos años, y, luego, estamos otros tres ejecutándola.

Un Procurador hábil es eficaz, organizado y ágil frente a la renuencia de la Administración de Justicia. ¿Que el vecino no tiene hoy para pagar? Pues el mes que viene se solicita otra investigación de bienes al Juzgado o se solicita la anotación del crédito allá dónde corresponda. ¿Que se ha conseguido embargar un coche? A subasta en menos de dos meses y con la garantía de eficacia del Consejo General de Procuradores de España.

Ante todo, lo importante es buscar un buen procurador, ya sea Zamora, en Cuenca o en Madrid, porque un buen Procurador es una garantía.

 

2 Comments

  1. JOSEFA SANCHEZ GONZALEZ dice:

    ENTREGA MANDAMIENTO COSTAS a CLIENTE.- Recibo llamada Procurador indicandome que tiene en su poder mandamiento de pago a favor del Cliente. Le comentó que contacte con él y queden para que se lo entregue. Respuesta: Yo no tengo relación con el Cliente Lo dejo en mi cajón. “yo no soy un cartero”. En todo caso, que me llame él y lo recoja en mi despacho. Como es posible que den una respuesta así???

    Sinceramente creo que es una de sus funciones como representante procesal de la parte… o estoy equivocada?

    Dirijo consulta por escrito al Colegio de procuradores preguntando de quien es el deber profesional de entregar el mandamiento…

    contestación literal: “Buenos días:

    En contestación a su email y debiendo el Procurador dar traslado de todas las diligencias de entrega a la dirección letrada, debe proceder en su consecuencia.

    Atentamente,”

    Estoy equivocada, es deber del Letrad@ entregar mandamiento??

    Feliz semana

    • Estimada Compañera:
      A mi entender, es indudable que el Procurador es el obligado a realizar las comunicaciones al cliente y, a los efectos de este asunto, es quien ha de entregar el mandamiento de pago.
      En primer lugar, la regla 3ª del art. 26.2º LEC impone al Procurador el deber de tener tanto a su poderdante como al Abogado siempre al corriente “pasando al segundo copias de todas las resoluciones”. Queda claro que, de una parte, el Procurador ha de tener relación con su cliente (más bien, el cliente compartido) y, de otra, que ha de comunicarle al cliente todas las resoluciones mediante original (testimonio antaño y copia electrónica actualmente) y al Abogado mediante copia. En consecuencia, en pureza, el mandamiento original se lo debe entregar al cliente para que pueda cobrarlo mientras que al Letrado le ha de dar traslado de la Diligencia de Ordenación por la que se ordena el libramiento del mandamiento junto con la copia del mandamiento mismo.
      En segundo lugar, la relación entre el Procurador y el cliente es un contrato de mandato representativo de forma que queda atenido a las obligaciones dispuestas en los arts. 1718 a 1726 CC, entre las que el art. 1720 CC impone las de dar cuenta al mandante “de todas las operaciones” y de abonar lo percibido en su nombre “aun cuando lo recibido no se debiera”. La obligación de rendición de cuentas, en su aspecto más obvio, se constriñe a la explicación y justificación de cualquier movimiento de dinero que se haya efectuado (la cuenta del Procurador y que, además, entronca con la obligación de pago de intereses del art. 1724 CC por las cantidades percibidas por el Procurador) pero la dicción del art. 1720 CC, al hablar “de todas las operaciones” no se ciñe sólo al dinero sino a la explicación y justificación de toda actuación del Procurador en nombre de la parte a lo largo del proceso seguido.
      El Código Deontológico de los Procuradores, en su art. 24, nos menciona, de nuevo, como obligación del Procurador la de rendir cuentas por los servicios prestados mientras que el art. 4 CDP obliga que una actuación competente y dedicada.
      Más aún, el art. 37.1º del Estatuto de los Procuradores les impone como obligación esencial la de “desempeñar bien y fielmente la representación procesal”. Y poco bien se puede desempeñar la representación procesal si los actos procesales en los que interviene, no los pone en conocimiento de su cliente.
      Ello no obstante, ciertamente, un Procurador no es un cartero sino un profesional del Derecho, habitualmente con unos conocimientos inmensos sobre el derecho procesal aplicable, que desarrolla una labor indispensable y, frecuentemente, poco valorada y peor pagada.
      Al igual que no me cabe duda de que es su obligación entregar el mandamiento, tampoco dudo en que los Abogados no somos quién para decir cómo ha de desarrollar su labor y, al supuesto que manejamos, bien puede enviar el mandamiento por carta o bien quedar con el cliente, teniendo en cuenta que, en todo caso, cualquier profesional es responsable de los daños y perjuicios que se le causen a la parte tanto por sus acciones como por sus omisiones.
      Saludos.
      José Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *